Cultura y Espectáculos Opinión

Mares igual que tú

Y regresaron las algaradas a Benicàssim desde todos los rincones de la geografia. Multitudes ávidas de reencontrarse con el calor humano y las sinergias con los demás. Tres dias de SanSan Festival con 20.000 personas separadas teóricamente por un semicírculo de dos metros y medio, solicitándose mascarilla obligatoria, el pasaporte Covid o prueba fehaciente.

Un inicio pasado por agua, un frescor húmedo que presagiaba los malos augurios del pasado transmutándose a viento de tierra con temperaturas impropias para el otoño. Mientras descargaba la furia del dios del firmamento Eva Amaral afinaba un estribillo coreado por la multitud “igual que van y vienen las mareas, y las olas van comiéndose la arena, todos los mares de la Tierra, son igual que tú…”

Probablemente el eco de las voces hedonistas de Benicàssim no llegará hasta Glasgow, sede de la nueva cumbre mundial del clima. Bajo la égida de las Naciones Unidas los mandatarios de todo el mundo trataran de reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y hacer frente al calentamiento global. Los cánticos no mitigarán los malos presagios para el Marenostrum donde existe la certeza del retroceso de cien metros de las costas a final de siglo.

Por otro lado el aumento de la temperatura marina incidirá tanto en el turismo como en el sector agropecuario provocando cambios estructurales más el consabido daño al medio natural. ¿Qué hacer ante semejante futuro? La ciencia alerta del deterioro masivo de ecosistemas y de la pérdida de especies. Entre algunas de las propuestas de la Estrategia de Cambio Climático y Energia 2030 aprobada por el Consell, figura la recuperación de cultivos abandonados, dando una segunda vida a espacios degradados. “Una tierra sana y fértil garantiza una sociedad y economía saludables” afirma el investigador de la UV Jose Luis Rubio; “el suelo abraza, interconecta y da vida al planeta”. Sigamos este camino para revalorizar las tierras yermas del interior y no para utilizarlo como vivero árido de eólicas y fotovoltaicas. Pedro Fresco, responsable de la transición energética debe velar por una ubicación racional de las Renovables, otorgándole una segunda vida a la fragilidad medioambiental del ámbito rural en clave valenciana.

Fuente: El Mundo

Related posts

Eduardo Noriega visitará Zaragoza para participar en el ciclo “La Buena Estrella” de la Universidad de Zaragoza.

Sofía Millán

Forestalia “reconsidera” los proyectos de Mosqueruela pero seguirá adelante con los del resto de los pueblos del Maestrazgo

Sofía Millán

La energía verde amenaza con expulsar a ganaderos y agricultores de la España vaciada

Sofía Millán

Leave a Comment