Política

Lambán solicita la declaración de zona catastrófica por la crecida del Ebro

El presidente de Aragón, Javier Lambán, va a solicitar la declaración de zona catastrófica en las localidades ribereñas afectadas por la crecida extraordinaria del Ebro. Aunque todavía es pronto para hacer evaluaciones concretas de daños en los “cientos o miles” de hectáreas anegadas, el líder del Ejecutivo ya ha trasladado a Pedro Sánchez, junto a la presidenta de Navarra, María Chivite, su intención de tramitar esta petición.

Asimismo, los consejeros Mayte Pérez y Joaquín Olona también se han reunido con las organizaciones agrarias para compartir toda la información disponible a estas horas y “tranquilizarlas” de que “se procederá a la evaluación de daños y al estudio de medidas que sea conveniente adoptar”. “Independientemente de que la prioridad siga siendo la preservación de los cascos urbanos, ya pensamos en el día después, en la evaluación de daños y en indemnizar a los afectados”, ha expuesto Lambán. De las 20.000 hectáreas que se encuentran en zona inundable, 15.000 son de cultivo y la previsión a día de hoy es que se vean afectadas unas 12.000.

El presidente aragonés ha participado en la reunión de este lunes del Cecopi, una vez que la punta de la crecida ya ha entrado en la Comunidad y ha pasado Novillas, superando la altura de la riada de 2015, aunque sin cumplir “las peores previsiones”. “Da la impresión de que el cauce está estabilizado en Boquiñeni y Pradilla, donde se podrían producir desbordamientos que inundaran los cascos urbanos. Parece improbable que se pudieran inundar. Si tuviera que hacer pronósticos, diría que no se van a inundar, pero vamos a mantener activos los mecanismos”, ha señalado.

De hecho, Lambán ha reconocido que el desalojo “prudente y bien planteado” de 55 personas en Novillas ha sido finalmente “a la postre innecesario”, previendo que tampoco hará falta evacuar otros cascos urbanos. “Como primera valoración, está siendo bastante mejor que lo que ayer preveíamos en el peor de los escenarios. No ha habido que desalojar ningún municipio ni parece que lo vayan a ser”, ha añadido el presidente autonómico, que ha valorado el esfuerzo de los alcaldes y vecinos, que “son los que más y mejor conocer el río”.

La punta de la crecida entró este domingo en Novillas, donde el valor máximo alcanzado en la estación de aforo fue de 8,51 metros. Durante la mañana de este lunes está previsto que alcance Pradilla, donde se ha llegado a los 9,1 metros, y Boquiñeni. En general, se espera que la crecida alcance en el tramo medio del Ebro niveles algo superiores o similares a los registrados en la avenida del año 2015. Durante la madrugada se ha registrado un aviso por una granja de ovejas aislada entre Novillas y Gallur y otro por entrada de agua en la explanada del recinto ferial de Gallur, incidente del que se ha encargado la Unidad Militar de Emergencias. El operativo esta mañana estaba compuesto por 444 personas personas pertenecientes a 63 dotaciones de las diferentes administraciones implicadas.

Además, el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, ha querido referirse a la importancia de los embalses de Yesa e Itoiz para la absorción de la avenida y su laminación. “El caudal máximo en Tudela superaba los 2.700 metros cúbicos por segundo y gracias a que Yesa e Itoiz han absorbido 1.300 metros cúbicos por segundo, se ha evitado que llegara a Aragón una avenida de 4.000 metros cúbicos por segundo”, ha explicado.

FUENTE: Aragón Digital

Related posts

Biden pide un cambio de paradigma en la fiscalidad corporativa global

Sofía Millán

La Fiscalía del Supremo se opone a investigar a Ayuso por la donación de un piso que recibió de sus padres

Sofía Millán

Recurren al Justicia para que el Ayuntamiento de Fortanete informe sobre las renovables

Sofía Millán

Leave a Comment