Política

Recurren al Justicia para que el Ayuntamiento de Fortanete informe sobre las renovables

Los vecinos contrarios a los aerogeneradores, incluidos propietarios de terrenos, reclaman más transparencia.

Varios vecinos de Fortanete han remitido una queja al Justicia de Aragón para que recuerde al Ayuntamiento de la localidad su obligación de atender al detalle las solicitudes de información que le han hecho llegar en relación al proyecto Clúster Maestrazgo, que en este término municipal proyecta cinco centrales eólicas para un total de 35 aerogeneradores de 5,5 megavatios.

Los vecinos que se oponen a los proyectos energéticos en Fortanete -algunos de ellos propietarios de terrenos en los que están proyectados aerogeneradores que aseguran que Forestalia no les ha llamado todavía- solicitan al Justicia que requiera al consistorio “la necesidad de celebrar una reunión con los vecinos, propietarios y afectados” por la inversión renovable para que sea tenida en cuenta su opinión.

Alegan que, “por sus características y envergadura”, la iniciativa “modificaría de forma irreversible el territorio”, por lo que entienden que el ayuntamiento no puede tomar la decisión de instalar o no proyectos eólicos de forma unilateral, máxime cuando el proyecto no figuraba en ningún programa electoral.

Este grupo de vecinos ha decidido recurrir a Ángel Dolado debido a que, en el proceso de información pública del proyecto, el consistorio no les facilitó el acuerdo de constitución de la Asociación Viento Alto ni su protocolo de intenciones con Forestalia, una obligación que pretenden que el Justicia, que ha admitido a trámite la queja, recuerde a su ayuntamiento.

También quieren que el Justicia sugiera al consistorio que aplique a las cuatro centrales eólicas ubicadas en la Zona de Especial Conservación (ZEC) Gúdar- Maestrazgo el mismo baremo y defensa con respecto a la central eólica que el ayuntamiento ha alegado por motivos medioambientales, “pues todavía hay más argumentos” para hacerlo, subrayan.

Por otra parte, piden a Ángel Dolado que recomiende al Ayuntamiento de Fortanete que solicite una moratoria al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y al Gobierno de Aragón, “como ya han hecho otros municipios, con el fin de que haya una previa ordenación del territorio que garantice dónde y qué tipo de instalaciones son la mejor opción” para implantar en cada zona.

“Son muchos los colectivos que se han mostrado contrarios a este macroproyecto por las graves e irreparables afecciones que supondría en el territorio en cuanto a su identidad, su medioambiente y su biodiversidad”, prosiguen estos vecinos, que aluden al apoyo que tiene su reivindicación a nivel científico.

“La transición ecológica no puede ser a costa de la degradación y expolio del entorno, es hipotecar el futuro de muchos pueblos cuyo principal activo son sus paisajes, de los que sí se vive y dan trabajos dignos: la ganadería, el turismo, el aprovechamiento maderero, micológico, cinegético, etc., dependen directamente de él”, prosiguen. Los argumentos que plantea el ayuntamiento en defensa de los parques, dicen, son el beneficio económico que supondrán para el pueblo, la creación de empleo y la fijación de población. Sin embargo, alegan estos vecinos, “la experiencia de otros lugares de Aragón y del resto de España que ya llevan tiempo con este tipo de instalaciones muestra que ni crean el empleo esperado ni fijan la población”.

Bandos insuficientes

El 5 de abril, la parte social que se opone en Fortanete a los proyectos eólicos solicitó copia de los estatutos de Viento Alto y el convenio entre esta asociación y Forestalia. Recibió cuatro días más tarde, un bando en el que el ayuntamiento informaba sobre cuándo se formó la asociación, su finalidad y la fecha de la firma de este protocolo de intenciones. También explicaba el ayuntamiento que el 13 de febrero de 2020 ya hubo una reunión con los vecinos en la que Forestalia explicó el proyecto, si bien en julio de ese año, en otro encuentro entre Viento Alto y Forestalia, la empresa comunicó cambios significativos.

Para estos vecinos, de la reunión con Forestalia “era imposible sacar una idea clara de lo que podría suponer este proyecto al municipio, su entorno y sus gentes, ya que se informó de una manera muy somera y general, por no mencionar que el proyecto ocupa exclusivamente terrenos privados y no se hizo un llamamiento a todos los propietarios para su conocimiento”.

Además, afirman que “en ningún momento el Ayuntamiento reunió y/o informó a los vecinos y propietarios de los avances y cambios del proyecto, ni siquiera cuando estos eran relevantes”, y acusan al consistorio de “manifiesta falta de voluntad para permitir el acceso a información pública” durante la audiencia.

“La única información ofrecida ha sido poder consultar los terrenos afectados. Cualquier otro aspecto, se indicaba que se desconocía o se remitía a negociar con la empresa Forestalia”, explican al Justicia de Aragón estos vecinos, a los que causa “desconfianza e incertidumbre” el hecho de que el consistorio desconozca “tanta información relevante sobre el proyecto”, algo que “debería obligarles (a los concejales) a ser más cautos en lugar de entregar un cheque en blanco porque, a hechos consumados, ya no habrá reparación”.

Los vecinos tampoco están conformes con un segundo bando de fecha 20 de abril, en el que el ayuntamiento indica las alegaciones que presenta al proyecto “pero recoge una amenaza velada de expropiación” para quienes no están dispuestos a alquilar sus propiedades.

70.000 hectáreas afectadas

Los vecinos afirman que el Clúster Maestrazgo abarca alrededor de 70.000 hectáreas dentro de los términos de Fortanete, Iglesuela del Cid, Cantavieja, Mosqueruela, Puertomingalvo, Mirambel y Tronchón, con un total de 882,85 MW de potencia, 161 aerogeneradores e infraestructuras de evacuación (122 kilómetros de líneas de alta tensión, 502 torres eléctricas y tres subestaciones.

Argumentan que el proyecto se sitúa “en plena masa forestal madura y sobre Red Natura 2000, afectando a la ZEPA Río Guadalope-Maestrazgo, la ZEC Rambla de las Truchas y la ZEC Gúdar-Maestrazgo”. Además, “queda englobado dentro del Geoparque del Maestrazgo y del Parque Cultural del Maestrazgo”, concluyen.

Fuente: Diario de Teruel.

Related posts

Biden pide un cambio de paradigma en la fiscalidad corporativa global

Sofía Millán

Rabat pospone ‘sine die’ la Reunión de Alto Nivel con España mientras fija fechas con Francia e Israel.

Sofía Millán

Más de 2.500 jueces se dirigen a la Comisión Europea para alertar del “riesgo grave de violación del Estado de Derecho” en España

Sofía Millán

Leave a Comment