Deporte

La Carrera de la Mujer vuelve a teñir de rosa Zaragoza

9.000 participantes recorrieron las calles de la capital aragonesa con el objetivo de colaborar frente al cáncer

Ni el frío ni el cierzo impidieron que 9.000 mujeres volvieran a salir a las calles de Zaragoza para celebrar el regreso de la Carrera de la Mujer tras el año de parón obligado por la pandemia. La capital aragonesa volvió a teñirse de rosa en un día que ya se ha convertido en un clásico para la capital aragonesa.

Antes de la salida se produjo un merecido homenaje a la aragonesa María José Pueyo, maratoniana olímpica y ganadora de esta competición en numerosas ocasiones. Pueyo, todo un ejemplo y un referente para las deportistas de la comunidad, se mostró agradecida y emocionada. Tampoco quisieron faltar a una cita tan especial otras caras reconocibles del deporte como las de Isabel Macías o la de Eli Pinedo, exjugadora internacional de balonmano. Del mundo de la política también hubo representación. Sara Fernández, vicealcaldesa de Zaragoza, Cristina García, concejala de Deportes y María Antoñanzas, concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, no se quisieron perder el evento benéfico.

En lo estrictamente deportivo, la primera que consiguió completar los 6,5 kilómetros del recorrido fue la luxemburguesa Shirley Kap con un tiempo de 24:38. La ganadora, afincada en Aragón desde hace años, consiguió reeditar su victoria de 2019. Kap logró unos segundos de ventaja en los últimos kilómetros luchando contra el fuerte viento ante Beatriz Martínez, que quedó segunda con 24:43, y Adrielle Roza, tercera en meta con 24:48. Nerea Gorosabel y Cristina Pablo fueron cuarta y quinta, respectivamente.

Pero para la mayoría de participantes, el resultado y el tiempo fue lo de menos. Por todas nosotras fue el lema elegido este año por una Marea Rosa que se mostró más reivindicativa que nunca. Todas las corredoras lucieron el dorsal 016, número de atención a las víctimas de violencia de género. Ese espíritu solidario y de lucha se pudo sentir en cada metro del recorrido por las calles del casco histórico. Las miles de participantes de todas las edades, desde carritos de bebé hasta mujeres de la tercera edad, se mostraron animadas y concienciadas y crearon un espectacular ambiente que consiguió que las corredoras pudieran olvidar el desapacible clima sufrido.

Como no podía ser de otra manera, el carácter benéfico de la carrera se concretó al final del circuito con una donación destinada a la Asociación Española Contra el Cáncer. También se brindó ayuda a otras tres fundaciones centradas en proteger a las mujeres en distintos ámbitos como son Wanawake Mujer, Pulseras Rosas y Clara Campoamor.

Además del recorrido conjunto, las corredoras que no lograron dorsal pudieron participar de forma individual y en cualquier lugar con la Carrera Virtual, a través de la aplicación oficial del evento, para que ninguna mujer que quisiera colaborar se quedará sin opción a hacerlo y así poder mostrar su apoyo a todas las mujeres que pelean día tras día contra el cáncer de mama.

FUENTE: El Periódico de Aragón

Related posts

La RFEF presenta su nueva identidad visual, “más cercana con la sociedad”

Sofía Millán

Garbiñe Muguruza, maestra de maestras

Sofía Millán

Vuelve el drama defensivo del Barcelona

Sofía Millán

Leave a Comment