Opinión

“La burbuja en renovables no es sostenible y puede desinflarse más ”

José Bogas (Madrid, 1955) es un hombre de trato afable y cercano Pocos en el sector se resisten a la tentación de llamarle Pepe Bogas. En octubre de este año se cumplirán siete años desde que fue nombrado consejero delegado de Endesa. Pero lleva en la compañia prácticamente toda su vida profesional, cuando se incorporó como jefe de estudios de mercado en el departamento de planificación, con una vocación analítica que sigue usando a diario. Y que le sirve para explicar, papel y bolígrafo en mano, cualquier asunto. Desde la cuenta de resultados de Endesa, hasta la fiebre empresarial que se está viviendo en renovables, los derivados financieros sobre emisiones de C02, ola nueva guerra de precios de la luz en España.


¿Por donde empezamos? “Por donde quieras”, dice en una entrevista con EXPANSION. ¿Burbuja de las renovables? “Pues burbuja de las renovables”, dice.
“La burbuja de renovables que se ha estado produciendo no es sostenible y eso explica la dificultad de las salidas a Bolsa”, comenta. “Todos los negocios tienen que ser sostenibles y estaba claro que ha habido cierta burbuja en las renovables. Y ha empezado ya a desinflarse, pero tiene que hacerlo más”, insiste.
Una de las razones de este boom es que “hay mucho dinero en el mercado y muy barato”.
El problema es que “los inversores empiezan también a preocuparse y a cuestionarse qué es lo que está pasando”.

Presión extrema
Los derechos de conexión “se han estado vendiendo carísimos y se han estado disparando los precios de los proyectos”, dice. “En el mercado se están viendo precios de hasta 200.000 euros por megavatio”, Lo razonable seria entre 40.000 y 50.000 euros por megavatio, que ya son precios bien pagados.
La burbuja también ha provocado una presión extrema en los precios de las subastas organizadas por el Gobierno para conceder licencias al mejor postor, es decir, al productor que más barato se comprometa a generar la electricidad durante una serie de años. “Bajaron muchísimo los precios, hasta los 25 euros”.

Monte y orégano
Endesa fue canta en la subasta celebrada en enero y al final se llevó solo 50 megavatios de los 1200 que presentó, revela Bogas. que remata diciendo que “no todo en el monte es orégano”. Endesa ha puesto enormes expectativas en los fondos europeos Next Generation, de ayuda a la inversión para reactivar la economía tras el Covid con nuevos proyectos empresariales. “Nosotros teníamos 19.000 millones de euros en proyectos y en un determinado momento identificamos nuevas posibilidades y esa cifra se elevó a 23.000 millones”. Es en la actualidad la empresa española con más volumen, superando los 21.000 millones de
Iberdrola.

Subasta ‘Next Generation”
Una vez que España ha presentado todos sus proyectos, Bruselas tiene dos meses para analizarlo y después el Gobierno tendrá que decidir qué proyectos son los más idóneos. “Damos por hecho que va a tener que haber cierta subasta entre las empresas para conseguirlos fondos”.
“En cuanto a la cartera de proyectos de renovables que tenemos en estos momentos se sitúa en 44.000 megavatios. Siempre tienes que tener más megavatios en cartera que los que vas a construir porque muchos de ellos al final no consiguen salir adelante por diversas circunstancias”.
En el sector se considera que tienes que tener una cartera tres veces mayor de lo que vas a construir para poder estar cómodo. “Nosotros vamos a construir en principio 15.000 megavatios”.

Guerra comercial
Bogas cree que también está habiendo una burbuja en lo comercial. “Se está dando mucha competencia de los nuevos entrantes pero también algún incumbente está yendo con precios muy agresivos”, dice Bogas, que se atreveria a decir incluso “por debajo de costes”. Algunos nuevos entrantes “tratan de crear rápidamente una base de clientes para luego revenderla. Es lo mismo que pasa en renovables”. “Puedes ver comercializadores que tienen durante muchísimo tiempo resultado operativo bruto (ebitda) negativo”. Eso sólo es sostenible si al final tu objetivo es “vender ese proyecto empresarial“. En paralelo, “en la pandemia se ha visto cómo sistemas como la comercialización digital están teniendo mucha fuerza”.
El mercado está cambiando con hechos insólitos. Por ejemplo, “se ha producido una pérdida de clientes de los incumbentes en el negocio liberalizado; hasta ahora no había visto nada igual”. “¿Debemos entrar en esa guerra de precios para comprar clientes?”. De momento “no”. “El futuro pasa por crear plataformas de servicios. Hay que trasladar al sector energético ese concepto, o como yo le llamo, la cultura Nedlíx”. Porque “ya no vendemos productos,
vendemos servicios”.
Hay tanta competencia que “esto se ha convertido en el Vietnam energético”. También por conseguir alianzas y acuerdos para el despliegue de infraesnucturas como los puntos de recarga para vehiculos eléctricos. Y aunque algunos competidores alardean mucho de todos los despliegues que están haciendo “nosotros estamos en estos momentos por encima, con 7.500 puntos de recarga”.

Fuente: Expansión.

Related posts

Marisa Paredes, contra Ayuso: “Impresentable, estupefacta y hace barbaridades una tras otra”

Sofía Millán

La Plataforma de los Paisajes defiende su postura en Fortanete

Sofía Millán

Recogen 3.500 firmas contra los macroproyectos de renovables en Teruel

Sofía Millán

Leave a Comment