Opinión

El roble de Asín de Broto o el tejo de Lasieso, nuevos árboles singulares de Aragón

El Consejo de Protección de la Naturaleza ha decidido, en su último pleno, resolver a favor de la declaración de cinco nuevos árboles y tres arboledas singulares en Aragón; todos ellos ubicados en la provincia de Huesca. Se trata de ejemplares o masas de gran valor ecológico, cultural y patrimonial, ya sea por su antigüedad, sus dimensiones o su interés científico.

Entre ellos, se encuentran arboledas como el soto del Gállego, en Biscarrués, o ejemplares únicos como el abeto de Fanfría, en Yebra de Basa, considerado uno de los abetos con mayor perímetro de Aragón.

“La resolución favorable del consejo supone un avance hacia la protección de estos ejemplares, algunos de ellos con un valor excepcional, y cuyas características hacen necesaria su conservación y divulgación”, ha explicado Francisco Javier García Ramos, presidente del CPN.

Sin embargo, según el propio órgano de participación, la declaración de estos ejemplares no debe quedarse en eso nada más, sino que debería conllevar la realización un estudio pormenorizado para analizar su estado y su política de conservación.

“Antes de intervenir sobre el árbol o su entorno más inmediato, es fundamental valorar su estado para tomar las decisiones adecuadas de cara limitar su acceso protegiéndolo del posible impacto del turismo verde”, ha especificado García Ramos.

Además, desde el Consejo de Protección de la Naturaleza, insisten en que la declaración de árbol singular representa una buena herramienta de conservación siempre y cuando se realice “de forma planificada y coordinada, bajo una estrategia que dote de sentido y funcionalidad la existencia de una red de árboles y arboledas singulares en Aragón”.

Todos en la provincia de Huesca

La bojeda de Oto y el roble de Asín, ambos en el término municipal de Broto, son dos de los que pasarían a formar parte de la lista de árboles y arboledas singulares. La primera, con 3,5 hectáreas de superficie, alberga un bosque mixto donde los robles, quejigos, hayas, avellanos o tilos coexisten con una gran cantidad de bojes, algunos de ellos de ochos metros de altura.

Junto a estos, el hayedo del picón de mediodía en el Parque Natural de la Sierra o los Cañones de Guara, con un alto valor ecológico por la gran cantidad de especies que alberga, y el soto de Gállego en Biscarrués también aspiran a formar parte de esta lista.

Entre los árboles propuestos se encuentran dos tejos de gran valor histórico y cultural, como son el tejo de Lasieso, en el término municipal de Biescas o el tejo de ‘la Mirlona’ en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La ‘sabina filada Jorge’, en la Sierra de Alcubierre, también se encuentra entre los ejemplares propuestos, al igual que el abeto de Fanfría, en Yebra de Basa, uno de los más espectaculares de la Comunidad.

En cada uno de los dictámenes de estas declaraciones, el CPN incorpora numerosas propuestas y mejoras como la instalación de elementos de protección en el perímetro del árbol para evitar su deterioro, el desarrollo de un sólido programa de educación y sensibilización ambiental de árboles singulares, o la dotación de un presupuesto complementario a la declaración.

Asimismo, desde el órgano consultivo insisten en que, de cara al futuro, sea toda la sociedad y, “especialmente los municipios de Aragón” quienes puedan presentar sus propias propuestas de declaración y sus respectivas iniciativas en torno a ellas. Asimismo, desde el Consejo de Protección de la Naturaleza insisten en que “los árboles singulares deben ser un patrimonio a revalorizar y un elemento identitario para los pueblos y los ciudadanos”.

FUENTE: Aragón Digital

Related posts

Luis del Val: “En Cataluña, los niños son propiedad de los secesionistas, los que sostienen a Sánchez”

Sofía Millán

El Gobierno de Aragón alerta del “máximo riesgo” para el medio del macroproyecto eólico de Teruel.

Sofía Millán

Recogen 3.500 firmas contra los macroproyectos de renovables en Teruel

Sofía Millán

Leave a Comment