Opinión

Los alojamientos de Teruel se oponen al megaplan eólico de Forestalia: “Amenaza miles de empleos para crear solo 50”

Entidades empresariales se suman a la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel, que canaliza el movimiento contra la firma de Fernando Samper.

La compañía Forestalia tiene un ambicioso plan para el sur de la provincia de Teruel. Pretende convertir las comarcas del Maestrazgo y Gúdar Javalambre en grandes productoras de energía limpia. Su objetivo es construir 22 parques eólicos en el término municipal de 8 municipios, con un total de 161 aerogeneradores de gran tamaño equivalentes a 1 gigavatio. Sobre el papel, se trata de una buena iniciativa empresarial para esta zona de la llamada España vaciada.

Pero el proyecto cuenta con un importante movimiento de detractores, entre los que destacan, precisamente, los empresarios. El sector de los alojamientos turísticos prepara un aluvión de alegaciones contra el plan. Considera que la iniciativa de Forestalia atenta contra el entorno natural del sur de la provincia, que es su motor turístico y laboral. “Amenaza miles de empleos para crear solo 50”, advierten.

El cálculo parte de las cifras oficiales de la propia compañía de Fernando Samper. Preguntada al respecto por Invertia, la firma precisó que “los proyectos que tramita Forestalia previstos en el Maestrazgo aragonés supondrían en torno a 800 millones de inversión y más de 3.000 empleos en la construcción”. Pero, una vez concluidos los trabajos para levantar los 161 molinos, la mano de obra quedaría reducida a “más de medio centenar para el mantenimiento y la explotación”.

Los municipios en los que se ubican los proyectos son Mosqueruela, La Iglesuela del Cid, Cantavieja, Villarluengo, Fortanete, Mirambel, Tronchón y Puertomingalvo. Y es en estos lugares donde mayor es el rechazo de los hoteles y alojamientos rurales. La oposición al plan de Forestalia la canaliza la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel, que tiene entre sus integrantes a la Asociación de Empresarios del Maestrazgo o la Asociación Turística Gúdar-Javalambre.

David Nadal es el presidente de esta última entidad, que aglutina alrededor de 100 empresarios y genera cerca de 400 puestos de trabajo. “Estamos en contra de la masificación de parques eólicos en una zona concreta, en solo dos comarcas. Hemos fijado empleo y población en este lugar maravilloso para vender sus virtudes, y nos preocupa que este proyecto acabe con el entorno y con nuestros negocios”, argumenta.

  • Infografía de la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel sobre los proyectos de Forestalia. EE

“¿Podremos seguir vendiendo los viajes a esta zona por ser un enclave natural único, rodeado de pura naturaleza, o vamos a pasar a estar en medio de un parque eólico?”, se pregunta. “Además de que estamos hipotecando nuestro paisaje y el del vecino, ni siquiera es positivo en materia de empleo. Cualquier empresa de mediana envergadura tiene un impacto similar sin causar una agresión tan grande”, considera.

Infografía de la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel sobre los proyectos de Forestalia. EE

Beatríz Borrás es la gerente de la Asociación de Empresarios del Maestrazgo. Su entidad agrupa a 49 empresas que aglutinan 135 puestos de trabajo, y también se opone al proyecto de Forestalia: “La mayoría de nuestros asociados viven de los paisajes de la zona. Apostamos por el ecoturismo, por hacer de la naturaleza un atractivo más allá de la riqueza patrimonial de los municipios. Y este proyecto nos cambia todo”, advierte. “Estamos recogiendo firmas y nos vamos a adherir a las alegaciones que presente la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel”, expone.

Por su parte, Teruel Empresarios Turísticos, asociación que representa a cientos de empresarios de toda la provincia (no solo de las comarcas más afectadas) y un volumen de empleo de 3.400 personas, ha decidido “no posicionarse” ante la iniciativa de Forestalia. “Tenemos asociados muy contentos y otros muy en contra.

“La producción de energía en la provincia y su abaratamiento podría ser un atractivo, pero los alojamientos y hosteleros de las zonas afectadas rechazan totalmente la iniciativa”, expone a Invertia su presidente, Roche Murciano.

Impacto ambiental
La materialización de este proyecto requiere el visto bueno a su estudio de impacto ambiental para su evaluación por parte del Ministerio para la Transición Ecológica (PSOE). “Como aspecto novedoso, se ha estudiado el impacto conjunto de los parques, para no analizarlos solo de forma individual, sino también de conjunto, de manera acumulada”, subraya la propia Forestalia.

“Los plazos de ejecución dependerán del ritmo de tramitación. En cuanto las administraciones otorguen su autorización, Forestalia estará en disposición de comenzar los trabajos, lo cual podría ser el año que viene”, expone la empresa.

A nivel político, respaldan la iniciativa los socialistas y el Partido Aragonés (PAR). Sobre esta última formación, la Plataforma a Favor de los Paisajes de Teruel destaca que tres de sus históricos dirigentes, como son Alfredo Boné, Carlos Ontañón y Luis Marruedo, pasaron a trabajar para Forestalia tras su paso por el Gobierno aragonés. Por contra, Teruel Existe, la Chunta Aragonesista y Podemos se oponen a la iniciativa. PP y VOX también han mostrado su rechazo en algunos de los municipios más afectados.

Pese a las críticas, la compañía subraya que “una premisa de los proyectos ha sido reducir al máximo el número necesario de aerogeneradores, con el fin de reducir el impacto visual, paisajístico y sobre la avifauna, y optimizar por tanto el uso del territorio”.

Forestalia asegura que la iniciativa “ha reducido en un tercio el número necesario de aerogeneradores en comparación con otros proyectos”, si bien reconoce que algunos se han proyectado en terrenos protegidos. “Se han excluido al máximo los terrenos con ámbitos de protección de avifauna amenazada en zonas de Red Natura 2000”, argumenta la empresa.

La compañía concluye que “ha planteado sus proyectos desde el máximo acuerdo con los ayuntamientos, legítimos representantes del interés común de los vecinos del territorio”.

“De hecho, Forestalia ha respaldado la constitución de Asociaciones de Municipios Renovables, como Viento Alto, en el Maestrazgo. Estas asociaciones de municipios permiten socializar los beneficios de los proyectos, para que alcancen a todos los vecinos a través de los ayuntamientos. Con el mismo fin, se han priorizado los desarrollos en suelo público municipal”, destaca.

Fuente: El Español.

Related posts

EE.UU. recomienda “pausar” el uso de la vacuna de Janssen para estudiar los casos de trombos

Sofía Millán

Los hospitales de Aragón registran una caída drástica de los ingresos por covid

Sofía Millán

Opdenergy retrasa sine die su salida a bolsa tras el ‘batacazo’ de Ecoener

Sofía Millán

Leave a Comment