Política

Consenso entre Cataluña y Aragón para lanzar la candidatura olímpica Pirineos 2030

El Comité Olímpico Internacional ya sabe que hay consenso. La candidatura que liderarán Aragón y Cataluña para los Juegos Olímpicos de inverno del 2030 se presentará en marzo

Hay consenso institucional. Aragón y Cataluña han limado sus diferencias y España presentará una candidatura para albergar los Juegos Olímpicos del 2030, según informan diversas fuentes a Vozpópuli. El último fleco pendiente es el papel que se asignará a las ciudades de Zaragoza y Barcelona en esta cita, con la que nuestro país aspira a organizar las primeras olimpiadas de invierno de su historia.

El Gobierno de Pedro Sánchez está empeñado en convertir el 2030 en una fecha icónica, al menos para el deporte. España aspira a organizar los Juegos de invierno y el Mundial de fútbol junto a Portugal. El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, ha trasladado ya al Comité Olímpico Internacional (COI) que existe el consenso institucional necesario para la candidatura Pirineos 2030.

El lanzamiento de este proyecto como precandidatura tendrá lugar en marzo del año que viene tras la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno Pekín 2022, que tendrán lugar entre el 4 y el 20 de febrero. El año 2030

El proyecto se ha topado con diversas trabas políticas que, según estas fuentes, están resueltas. Aragón quería una candidatura en pie de igualdad con Cataluña y rechazó categóricamente el nombre de Barcelona-Pirineos 2030. Esa nomenclatura ya no se contempla tras comprometerse el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a respetar esa “igualdad” entre las dos regiones.

Impulso del COE a las olimpiadas

El COE ha impulsado reuniones técnicas con equipos de Aragón y Cataluña para perfilar los detalles del proyecto. El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el catalán, Pere Aragonés, charlaron brevemente hace unos días en Barcelona y se emplazaron a seguir dialogando. Lambán ha sido impulsor y defensor de esta candidatura desde el principio, y ha contado con el respaldo unánime de los agentes sociales en su comunidad. Caso diferente es el catalán, donde Aragonés no ha hablado demasiado en público sobre esta nueva apuesta olímpica de Cataluña. El presidente de la Generalitat tiene en contra a uno de sus socios de investidura: la CUP.

Blanco ha mantenido en los últimas semanas reuniones con los alcaldes del norte de Aragón y del valle de Arán y los Pirineos catalanes. “Creo que los Juegos tienen que ser los del respeto, el entendimiento y el diálogo y por muchas diferencias políticas que haya, que las hay, hay un espacio que es el deporte y un hueco que es la organización donde todo el mundo se está sentando a la mesa con el mismo objetivo, que tengamos una candidatura y sea la de todos”, dijo el presidente del COE. “Lo que hemos visto y conseguido es que la gente del territorio entienda que esos son sus juegos y a partir de ahí esa candidatura al presentarla tiene un gran significado“.

Uno de los flecos pendientes es el rol que se asignará a Zaragoza y Barcelona, alejadas de la zona pirenaica pero con todas las infraestructuras necesarias y el deseo de participar como sedes de la cita olímpica. Ese papel se definirá en los próximos meses.

Los intentos de Barcelona y Jaca

Barcelona ha liderado sendas precandidaturas en solitario para albergar los Juegos de invierno del 2022 y el 2026. Los dos proyectos decayeron por falta de apoyos y sin apurar sus opciones hasta el final. De hecho, la candidatura del 2026 se retiró tras la llegada de Ada Colau a la alcaldía de Barcelona en el 2015. Colau avisó de que los Juegos no eran un proyecto prioritario para la ciudad y cumplió su promesa tras ganar la Alcaldía.

Aragón, por su parte, presentó sin éxito a Jaca -en la provincia de Huesca- a finales de los 90 y principios de los 2000. Jaca nunca llegó a estar entre las favoritas en aquellos tiempos. Desde entonces, los diferentes gobiernos aragoneses han convertido sus estaciones en un eje estratégico con decenas de millones de euros de inversiones.

Uno de los proyectos que Lambán quiere financiar con los fondos europeos es una histórica unión de sus estaciones en distintos valles, presupuestada en unos 50 millones de euros. Esa ampliación de kilómetros esquiables se considera clave para competir a nivel internacional en un caso como el los Juegos Olímpicos.

FUENTE: Voz Pópuli

Related posts

Mosqueruela solicita eliminar 4 parques eólicos y alega contra los 4 restantes

Sofía Millán

Los paisajes de Teruel peligran y crece el recelo a la proliferación de molinos de viento en la provincia.

Sofía Millán

Girauta narra su infierno con los socialistas: “El día que pedí berberechos me retiraron la palabra”

Sofía Millán

Leave a Comment