Opinión

300 coches recorren Teruel en una manifestación: “Renovables sí. Pero así, no”.

Teruel Existe ha convocado la marcha a la que han asistido ciudadanos de distintos puntos de la provincia.

Unos 300 coches han recorrido en la mañana de este domingo el centro de la capital turolense para protestar en contra de la instalación de parques eólicos en la provincia. El Movimiento ciudadano Teruel Existe, promotor de la marcha, ha explicado que se muestra a favor de las energías renovables pero “no de la forma apresurada, abusiva y descontrolada como se proponen hacerlo las empresas conseguidoras de tierras y de autorizaciones o los fondos de inversión” que acaban instalando molinos y placas.

Para la formación, de esta manera, se busca el enriquecimiento “inmediato y brutal” de una serie de grupos empresariales “ocultos tras el disfraz de promotores de energías renovables, como si esa palabra fuera un cheque en blanco para destrozar el territorio a su capricho”. Para los asistentes, las grandes compañías eléctricas quieren beneficiarse de los parajes de sus pueblos sin ofrecer apenas nada a cambio: “Unos ponemos el paisaje y otros se llevan la pasta”, clamaban algunos carteles, en este caso el de unos vecinos de Pozondón.

Por todo ello ello, este domingo, caravanas de vehículos venidos desde diferentes puntos de la provincia, con banderas y globos verdes, han recorrido las calles de la ciudad de Teruel bajo el lema ‘Por el futuro de Teruel. Renovables Sí, pero Así No’.

Se habían organizado cinco rutas por toda la provincia —Gúdar-Javalambre, Jiloca, Bajo Aragón-Cuencas Mineras, Matarraña y Bajo Martín, y A-226-Bajo Aragón-Maestrazgo–, que han llegado hasta la explanada de Los Planos para leer su manifiesto en contra de un modelo de construcción “masivo” de macroparques de energías renovables en la provincia.

Ante quienes consideran que estos parques fotovoltaicos serán fuente de creación de empleo y riqueza y una herramienta para repoblar la provincia, Teruel Existe ha aclarado que lleva más de 20 años reivindicando que los habitantes de la provincia disfruten de los mismos derechos y servicios básicos que tiene la mayor parte de la población española, pero que esta no es la solución.

“Escaso desarrollo de la provincia” 

Para los manifestantes, cada cambio de orientación en la política industrial ha repercutido “negativamente” en las comarcas turolenses, provocando la marcha de familias de los municipios, ya de por sí poco poblados, y “dejando las empresas extractoras a cambio, profundas e irreversibles cicatrices en el territorio”.

Teruel Existe ha puesto como ejemplo de esas “cicatrices irreversibles” las minas de hierro de Ojos Negros; las de arcillas y caolín en Galve, Riodeva; las de carbón en varias comarcas; la de energía eléctrica en Aliaga y Escucha, o la recientemente cerrada central térmica de Andorra.

En la actualidad, ha continuado, “con los mismos propósitos de extracción hacia fuera, plantean seguir llevándose de Teruel la energía, plantando por toda nuestra provincia molinos y placas solares que, una vez instalados, apenas generan empleo, como está demostrado que sucede en las instalaciones que ya están en funcionamiento”, ya que pueden manejarse con un número reducido de operarios y mediante visitas puntuales desde las grandes ciudades.

Teruel Existe ha recordado que están a favor de las energías renovables, pero ha exigido que se analicen las necesidades actuales y futuras, teniendo en cuenta la transversalidad de los mandatos legales y el bien común, y no “la oferta sin control ni límite de parques eólicos o fotovoltaicos, como se está haciendo hasta la fecha”.

De este modo, ha instado a que se realice una planificación para colocar estos aerogeneradores y ha argumentado que es “necesaria” la confección de un plan específico que analice la localización de las fuentes de energía renovable en el territorio y establezca, “rigurosa y pormenorizadamente”, las superficies cuyo valor natural, paisajístico, cultural o de biodiversidad no permitan ubicar este tipo de instalaciones, lo que “evitaría que los posibles daños, a medio y largo plazo, sean mucho mayores que las ventajas a corto plazo de la producción de energía renovable”.

Dicha planificación, ha reclamado Teruel Existe, debe comenzar por analizar las necesidades actuales y futuras, teniendo en cuenta la transversalidad de los mandatos legales y el bien común, y no “a partir de la oferta sin control ni límite de parques eólicos o fotovoltaicos, como se está haciendo hasta la fecha”. Así, en las zonas que resulten con capacidad técnica y medioambiental, se han mostrado a favor de las implantaciones de parques de energía renovable, “pero sin olvidar”, en estos casos, que el desarrollo ordenado de estas energías debe ir acompañado del desarrollo industrial, que ayude al reequilibrio del país y a su cohesión”. 

Si quiere leer el manifiesto de Teruel Existe pinche aquí.

Fuente: El Periódico de Aragón.

Related posts

Declarados tres nuevos «Árboles Singulares» en la provincia de Huesca

Sofía Millán

Qué tenemos que hacer o evitar antes y después de vacunarnos contra la Covid-19

Sofía Millán

Empresarios de la Asociación Gúdar-Javalambre reclaman conocer los proyectos de Forestalia

Sofía Millán

Leave a Comment